EUROPA: DEJEN DE JUGAR CON VIDAS HUMANAS

Firma aqui

629 personas a bordo del barco de rescate Aquarius fueron abandonadas a la deriva en el Mediterráneo central durante días. Las autoridades italianas y maltesas les impidieron desembarcar en sus puertos, incumpliendo así con el principio de rescate en el mar y debilitando el actual sistema de salvamento y rescate.

Con la única opción de atracar en España, a 1.300 km de distancia, las personas migrantes y refugiadas, entre las que se encontraban 123 menores no acompañados, once niños y niñas y siete mujeres embarazadas, se vieron obligadas a enfrentarse al oleaje en malas condiciones climáticas y a extender un trayecto innecesariamente para  llegar a un lugar seguro.

Las leyes de asilo de la Unión Europea hacen recaer el compromiso de acoger a las personas solicitantes de asilo en los países a los que llegan en primer lugar. Mientras países como Grecia e Italia se han visto desbordados al recibir a miles de personas que huyen de la guerra, la violencia sexual y la tortura, la mayoría de los países europeos han eludido sus responsabilidades. Esto es injusto y puede llevar a que países costeros se nieguen a responder a las llamadas de rescate.

No se puede dejar a personas a la deriva, debemos evitar que esto vuelva a ocurrir.

A finales de este mes de junio se negocia el Sistema Europeo Común de Asilo. Se trata de una oportunidad histórica para acordar un nuevo sistema justo y eficiente, basado en la distribución de las personas solicitantes de asilo entre todos los países de la Unión Europea. 

Pide al presidente del Consejo Europeo Donald Tusk y a la vicepresidenta del Gobieno de España Carmen Calvo, que lo impulsen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *